Otro año en el que regresamos con nuestros encuentros a través del ciberespacio. Un nuevo KAIRÓS adquiere forma, palabras e imágenes. Desde el primer número que pusimos a consideración de los cientistas sociales y lectores en general interesados por los temas sociales, hasta este número 12 con el que nos asomamos al 2003, han ocurrido algunos cambios sociales. Si bien desde el tiempo cronológico seis años – que es el tiempo que lleva KAIRÓS- en el desarrollo evolutivo de las personas no serían demasiados, para cualquier sociedad puede tener amplias significaciones. Es posible que algunos de esos hechos o situaciones se escapen de nuestra memoria, algunos por la intrascendencia, otros como defensa ante el dolor, la impotencia, el desencanto o la bronca.

En estos seis años el mundo dejó de ser el espacio geográfico inmediato y parafraseando a Zygmunt Bauman, la globalización volvió a unos “turistas” y a otros “vagabundos”; la administración del poder mundial se fue concentrando en una dirección identificada con la intolerancia, la soberbia y la violencia, capaz de conducir al mundo hacia la guerra y el crecimiento impresionante de la pobreza y las consecuencias que derivan de ella.

En Argentina la vida de sus ciudadanos no fue ajena a las circunstancias mundiales y tuvo sus condimentos propios: aplicación a rajatabla de políticas económicas neoliberales, predominio del mercado por sobre las preocupaciones sociales, corrupción y frivolidad en las prácticas políticas, banalización de la palabra, incertidumbre y desencanto; crisis institucionales, sucesivos ocupantes del sillón presidencial y la emergencia de nuevos actores sociales buscando un modo de sobrevivir ante la crisis socioeconómica.

Tal vez cada uno desde su lugar podría aportar hechos y situaciones guardadas en su memoria y quizá coincidirían en algo: a pesar de todo continuamos creyendo en ideales, en la necesidad de reconstruir lazos sociales, de trabajar desde los pequeños espacios en los que cada uno vive o sobrevive cada día, manteniendo empecinadamente la convicción en la posibilidad de vivir en una sociedad mejor, con dignidad y el pleno ejercicio de los derechos sociales para todos.

Desde ese lugar entendimos que el conocimiento ocupa un espacio determinante frente a un momento histórico particular que muestra el fin de los grandes relatos como se afirma desde la posmodernidad, la crisis de paradigmas, el desarrollo científico-tecnológico, el crecimiento de la diversidad cultural, entre otros aspectos que mostró el nuevo milenio. El análisis, la interpretación y las propuestas que devienen de las ciencias sociales ocupan su espacio en el nuevo tiempo histórico-social. En este contexto, con la necesaria humildad y reconocimiento de las propias limitaciones, propusimos construir un espacio de encuentro con colegas y lectores cuyos rostros tal vez jamás conoceríamos.

Desde aquél segundo semestre del año 1997 hasta este invierno del 2003 fuimos reuniéndonos en el ciberespacio, pero también encontrándonos en jornadas, congresos y hasta el correo electrónico permitió darnos cuenta de la difusión y el crecimiento de KAIROS. Con este número 12 mostramos un nuevo diseño, pero también damos la bienvenida a jóvenes graduados universitarios que se suman, haciendo realidad una de las premisas de este proyecto: su continuidad en el tiempo más allá de las personas.

Este KAIROS está dedicado al II Encuentro de Investigadores de Ciencias Sociales de la Región Centro-Oeste, organizado por el Instituto de Investigaciones Socioeconómicas de la Facultad de Ciencias Sociales, de la Universidad Nacional de San Juan. Este encuentro se realizó en diciembre de 2002 y participaron investigadores de las universidades de Cuyo, San Luis, San Juan y Río Cuarto presentando más de setenta ponencias que resultan de investigaciones realizadas en universidades pública argentinas.

Nuestro agradecimiento a los organizadores, con quienes venimos estableciendo estas redes de trabajo desde el I Encuentro efectuado en el año 1999. A dichos organizadores y a los investigadores que participaron en el encuentro agradecemos que nos permitieran editar este número. Por razones de tiempo no se incluye la totalidad de las ponencias quedando abierta la invitación para su inclusión en próximos números de KAIROS.

A ellos y a quienes continúan creyendo en este proyecto: gracias.

KAIROS

Editorial – Kairos 12

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *