RESUMENDescargar archivo

Este artículo ofrece algunos resultados de la investigación realizada sobre la vida de adolescentes y jóvenes infractores o supuestos infractores a la ley penal, durante su internación/reclusión en instituciones correccionales de la ciudad de Córdoba. Nuestra inmersión a su interior permitió comprender los procesos de reproducción cultural que allí se producen.
Nos apoyamos en interpretaciones que ven la sociedad, su cultura y sus instituciones como el resultado de prácticas situadas e inteligentes de seres humanos en interacción. Su resultado es la producción y reproducción de las instituciones, de sus reglas, recursos y de la resistencia de los jóvenes. La imposición de hábitos en estas instituciones intenta romper con los que portan los jóvenes reclusos, ensayando quebrar un itinerario de vida determinado, introduciendo nuevas reglas de vida, símbolos, rutinas y rituales.

En estas instituciones los agentes burocráticos utilizan el poder para ejercer el control sobre lo que se hace, se trata de una intencionalidad «sistémica», que se traduce en una imposición coercitiva de rutinas.

La intencionalidad de la « readaptación » esta sujeta al ejercicio efectivo del control de los actores, ella depende de la utilización estratégica y eficaz del poder. Esta institucionalidad esta sujeta y limitada a los procesos de interacción que reproducen y/o modifican el curso previsto por la organización.

Estas instituciones de encierro, limitan las posibilidades de re-adaptación y crean un medio espacio-temporal, un escenario, donde el control se intensifica. Nuestra hipótesis es que este control y los poderes que lo permiten son ejercidos, diferencialmente, por su personal y por los jóvenes internos en tanto actores competentes.

 

ABSTRACT

This paper shows some results of the research about young law violators or alleged violators during the confinement in correctional institutions in Córdoba city. Our immersion into them allowed us to understand the processes of cultural reproduction that occur there. We back our interpretations in theories that consider society, its culture and its institutions as the result of situated and intelligent practices of human beings in interaction. The result is production and reproduction of institutions, their rules, resources and youth resistance. The imposition of habits in these institutions intends to break the ones of the violators, introducing new life rules, symbols, routines and rituals.

The bureaucratic agents of these institutions use power to exert control over what is done. This “systemic” intention means restrictive imposition of routines.

The intention of re-adaptation is subject to the effective control over the actors. The adaptation depends on the strategic and efficient use of that power. This is subject to and limited to the interaction processes that reproduce and/or modify what has been foreseen by the organization.

These confinement institutions limit the possibilities of re-adaptation and create a spatial-temporal medium, a scenery where the control is intensified. Our hypothesis is that this control and the power that allows it are exerted differently by the personnel and youths under arrest.

 

María Inés Laje

El encierro de los jóvenes: ¿un tiempo para el cambio?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *