RESUMENDescargar archivo

A través de la historia del siglo XX es posible advertir la presencia de los jóvenes como protagonistas en la escena pública. Durante los años de la posguerra, las sociedades del Primer Mundo incorporaron en la agenda a los jóvenes como sujetos de consumo, pero éstos no constituyen una categoría homogénea. Para una mejor comprensión de las culturas juveniles es preciso reconocer su carácter dinámico y discontinuo. Para que la juventud sea algo más que una palabra, apelando al discurso bourdesiano, es preciso tener en cuenta la edad, el género, la clase social, el crédito vital, el marco institucional y la generación. La aportación de cada uno de estos elementos hará sentir su influencia en la construcción de la subjetividad y la identidad social. La vida cotidiana, como categoría de análisis, es la esfera en la que se construyen estos aspectos centrales de la personalidad y, al mismo tiempo, es una herramienta teórica que permite el estudio de los microespacios sociales. En esta ponencia se realizará un análisis de los ámbitos de heterogeneidad que comprenden la categoría de vida cotidiana y su vinculación con las culturas juveniles. En particular, el análisis se centrará en el ámbito personal buscando conocer cuáles son los espacios de encuentro que señalan los jóvenes universitarios como así también la incidencia de esos escenarios en la formación de los grupos de amigos. Esta ponencia se enmarca en el estudio de las Culturas Juveniles urbanas y constituye un informe parcial de las actividades de investigación que se llevan a cabo en el citado proyecto, cuya unidad ejecutora es el Departamento de Ciencias económico- sociales, de la Universidad Nacional de San Luis.

LOS JÓVENES, LOS GRUPOS Y LOS ESCENARIOS DE ENCUENTRO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *