RESUMENDescargar archivo

Hasta mediados de la década de 1980, la gran mayoría de los estudios socioculturales y sociohistóricos realizados sobre la provincia de Jujuy, Argentina, se han concentrado en analizar los procesos ocurridos en las denominadas tierras altas, de la puna y la quebrada; postergando el análisis de los procesos sociales de las tierras bajas, donde paradójicamente se encuentran los territorios y las ciudades de mayor densidad poblacional, y en donde se asienta la mayor actividad agrícola e industrial de la provincia. A partir de 1985, con la apertura de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Jujuy, comenzaron a ser estudiadas desde la antropología las diversas prácticas socioculturales en las ciudades, expresadas en distintas formas de articulaciones sociales y organizaciones populares, en los fundamentos culturales en el uso y apropiación del espacio y el problema habitacional, entre otros temas urbanos; estos estudios (entre otros) han rescatado la participación activa de los actores sociales en la gestión y producción del espacio urbano.

 

El presente trabajo reflexiona sobre los conflictos producidos en torno a la construcción del espacio urbano en la ciudad de San Pedro de Jujuy. En este sentido se presenta, por un lado, un análisis de la ciudad y su vinculación con el Ingenio azucarero La Esperanza con una perspectiva procesual que vincula el papel que tuvo este último en la conforma­ción de la actual planta urbana de la ciudad. Por otro lado, se analiza la participación de los sectores populares en dicha ocupación espacial. El trabajo se enmarca dentro de una propuesta interpretativista donde se plantea la tarea del antropólogo como etnó­grafo; teniendo en cuenta básicamente, el flujo del discurso social y la representación que los actores sociales hacen de sí mismos y del conjunto. Se utilizó el complejo metodológico usual en antropología sociocultu­ral basado en la aplicación de técnicas cualitativas de investi­ga­ción.

 

Omar Jerez

Las distintas percepciones en torno a la ciudad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *